Decisiones tomadas por un grupo de padres al que llamamos ampa

Desde que mis hijas empezaron a ir al colegio la verdad que siempre me he mantenido mucho al margen, me refiero a los cotilleos de las madres, a criticar a los profesores a sus espaldas, hacer grupitos de amigas con las que ir a tomar el café y a utilizar el whatssap más que para informar para criticar. Lo que ocurre que con el paso del tiempo y después de haber asistido alguna que otra reunión del Ampa me he dado cuenta que es algo interesante que es un espacio en el que los padres estamos completamente involucrados en la educación de nuestros hijos,  y donde podemos aportar maravillosas ideas por su bien y por el del colegio. En las últimas elecciones me presenté tenía muchas ideas maravillosas con las que creo que podría sorprender ideas que al final eran para que nuestros hijos lo tuvieran más fácil y así fue, lo primero que hice fue poner como obligatorio el comprar agendas escolares en las que los chicos y chicas pudieran apuntar los deberes lo vi más práctico, las agendas vienen por días y así pueden apuntar en su día correspondiente además de la fecha de los exámenes y la presentación de trabajos, sin duda un desahogo que han agradecido posteriormente.

Ahora después de haber solucionado algunos pequeños menesteres me interesa involucrarme en cosas más grandes como pueden ser las mejoras del colegio aulas que necesitan algunas reformas como pintar, o arreglar algunos techos, llega el invierno y necesitan arreglarse. Además vamos a proponer que se modernice un poco más con la compra de ordenadores, o tablet, pantallas digitales que sin duda son la revolución. En cualquier caso me he dado cuenta que estar involucrada en estos temas ya no solo yo sino todos los padres resultan beneficiosos para el colegio, juntos hacemos una gran cadena y todas las ideas aportadas hacen que se pueda labrar un gran camino. Es por ello que yo siempre recomiendo a mucha gente de la que conozco que no lo pase por alto que acuda a las reuniones y que aporte su granito de arena. Nosotros estamos encantados los niños están contentos, los profesores también, y en general el ambiente es el que de verdad queremos para nuestros retoños, un ambiente feliz lleno de cosas buenas para ellos.