Imanes con minimacetas para la nevera

Los imanes personalizados para el frigorífico representan un valioso elemento al momento de decorar. Debido a sus propiedades magnéticas -que les permiten adherirse a las superficies metálicas- su uso principal está destinado para adornar de forma vistosa las neveras. Estos prueban su utilidad, además, con la capacidad de sostener notas en la puerta de este electrodoméstico.

Una ingeniosa forma de adornar la puerta del refrigerador utilizando imanes son las minimacetas. En este artículo te contamos como elaborar estos curiosos envases para sembrar plantitas pequeñas que seguramente le darán un aire simpático a espacios que probablemente están olvidados en tu cocina u otros rincones de tu hogar.

Para este tipo de minimacetas se recomienda utilizar plantas pequeñas (como los cactus de mínimas proporciones) así como ejemplares de la familia de las Suculentas, las cuales se adaptan muy bien a los pequeños espacios y son bastante llamativas.

Para este proyecto necesitas:

  • Tapones de corcho (como los que traen las botellas de champán y algunos vinos)
  • Imanes pequeños, preferiblemente en forma de círculos, de los que consigues en tiendas de decoración
  • Pistola para aplicar silicón
  • Tierra o abono orgánico
  • Las plantas de tu preferencia

Queda a tu elección cuantas minimacetas quieres elaborar, y de eso dependerá la cantidad materiales que necesites. Necesitarás tanto número de tapones de corcho, e igual cantidad de plantas como macetas desees hacer.

El primer paso será abrir, muy cuidadosamente, un hueco en el centro del tapón haciendo uso de un cuchillo delgado. Poco a poco deberás sacar el relleno del tapón hasta darle forma de un vaso o una maceta en miniatura. Luego, procederás a pegar el imán a un lado del corcho usando para ello la pistola de silicón.

Al completar lo anterior, rellena las minimacetas con abono orgánico e introduce dentro de cada una la planta que hayas seleccionado, verificando que se ajusten y queden firmes. ¡Listo! Ya podrás pegar estos prácticos y muy peculiares adornos en la puerta de tu refrigerador o en cualquier superficie metálica de tu hogar.