Que tener en cuenta al pedir un seguro de vida

Las aseguradoras en general tienden a tener muchos requisitos para otorgar ciertas póliza, puesto que los seguros de vida, no solo se usan de la manera convencional, sino que existen beneficios dentro de las mismas que pueden activarse en diversos casos, como por ejemplo, con la entrega de un certificado de incapacidad Permanente que permite cobrarla.

Es por lo que, debemos cumplir ciertos requisitos que piden para así poder tener la póliza que deseamos, sin embargo los mismo van a variar dependiendo de la aseguradora, puesto que no todas van a brindarte los mismos beneficios y protegerte de la misma forma, aunque ello también va a variar dependiendo de ciertos criterios.

Criterios que tiende a ver la aseguradora

No podemos dejar de a un lado que si bien las aseguradoras protegen a todos aquellos a quienes les brindan una pólizas, las mismas deben protegerse también de que se cumplan cabalmente con lo que ellas piden para otorgarlas, aunque aparte de ello, también evalúan en general los siguientes criterios:

Uno de los criterios con lo que más son exigentes las aseguradoras es con los seguros de vida, pues la cantidad de dinero que se pagara por cada prima dependerá del estado físico en general de la persona, de hecho puedes encontrarte con la negativa de algunas aseguradoras por la condición física de quien desea asegurarse, ya que es mucho más propenso al riesgo.

Por lo que, la revisión médica pasa a tomar el papel principal en cuanto al obtención del mismo seguro, ya que la misma determinara como se encuentra la persona y que tan propensa es a enfermarse y demás.

La edad de la persona es otro de los criterios que tienden a ver las mismas, y con ello subir o bajar el valor de la prima que se pagara constantemente mientras dure la relación contractual o hasta que suceda el siniestro, de hecho existe en muchas de ellas una edad mínima y una edad máxima de contratación.

El cuestionario realizado a la personas, puesto que el mismo va siempre de la mano con la buena voluntad por parte de la aseguradora, esto es, que la misma cree en la palabra que da el asegurado en el cuestionario realizado, pues en caso de ser falsa algunas de las respuestas, la aseguradora puede no pagar la póliza.

Así pues, estos son algunos de los criterios que puedes tener en cuenta y así asegurarte de que se cubra todo por lo que pagaste.