El otro motor del coche

0 Comments

Quienes saben muy poco o nada sobre mecánica, en ocasiones desconocen que, además de la máquina del coche, existe el motor de arranque. Este es el que se encarga del suministro de energía del vehículo para que se ponga en marcha, por ello, si su funcionamiento es defectuoso o surgen averías, será muy difícil conseguir que arranque el automóvil.

Una forma de detectar las posibles averías es comprobando las distintas partes que lo componen, pero antes de llegar a ello asegúrese que el fallo no proviene de la batería o del circuito de alimentación. Una vez terminado el diagnóstico y antes de hacer el desmonte del motor de arranque para dar con el problema, debería conocer a manera general los elementos que generalmente lo conforman:

Carcasa: son las que le sirven a manera de soporte al relé y así sujetar el motor de arranque a una caja de cambios.

Rotor del motor eléctrico: es el que mantiene el contacto con las escobillas al girar.

Corona dentada o bendix: transmite el movimiento engranándose al volante de inercia. Es preciso que se gire la llave de contacto, para que pueda hacer la conexión al ser impulsada por el relé.

Plato de escobillas: es el que une todo a la corriente eléctrica.

Estrator: es la parte que logra el movimiento del rotor al romper con los campos electromagnéticos.

Una forma de estar seguros de que la tensión sea suficiente, es conectando un voltímetro al borne exterior que se localiza más cerca al cable de alimentación que se conoce con facilidad por su grosor. Si obtiene una lectura menos a los 12V, habría que chequear los fusibles. Este procedimiento se repite con el borne más cercano al cable delgado que es el que conecta a la llave; el valor debe ser igual (12v) y emitir un sonido al activarse el relé, si no es así,  puede que esté malo el relé.

Cuando la batería está cargada y no hay señales de deterioro en los cables, el problema podrían ser las escobillas desgastadas por el rozamiento al que constantemente están expuestas. Sí el motor de arranque gira, pero no genera el movimiento en el motor de combustión, es probable que sea la corona que se haya desgastado y no logra acoplarse al volante de inercia.

La detección de las averías en el motor de arranque suele ser tan tedioso, que para muchos es preferible comprar uno nuevo completo y reemplazar el defectuoso. Afortunadamente es un elemento que es posible sustituirse por uno de segunda mano, pueden ser recambios desguace nissan, Land Rover, Reanult, o cualquiera que sea la marca del coche sin ningún inconveniente.